lunes, 27 de julio de 2015

Té Rooibos con Coco. ¡Una receta perfecta para el verano!

Ahora que estamos en pleno verano, es hora de ir experimentando en la cocina para encontrar la bebida perfecta para pasar el calor. Una bebida sin azúcar, sin cafeína, sin taninos y sin alcohol para acompañar esas tardes de terraza, llevar a la playa o hidratarse en el día a día.

¡Tenemos la solución perfecta! ¡Esta receta de té Rooibos helado te conquistará! 
Además es perfecto para las épocas de lactancia, para ser compartido con los niños y para reemplazar las bebidas azucaradas de toda la familia. 

Una de las grandes ventajas que tiene la utilización de Rooibos en lugar de té para las bebidas heladas, es que no contiene cafeína y puede ser consumido por cualquier persona. Es antioxidante, remineralizante, diurético suave, fortalece los dientes y huesos. 


Ingredientes 
- 1 litro de agua
- 10g de Rooibos o un Rooibos (sin aromatizar)
- 50g de coco fresco en trocitos o 100g de coco rallado
- Hielo

Preparación
1. Verter  1 litro de agua mineral natural en una olla o utilizar un hervidor de agua.
2. Hervir el agua y verter 10 g. de Rooibos. Dejar infusionar 7-10 minutos.
3. Filtrar el agua al verterlo en una jarra y dejar enfriar fuera de la nevera.
4. Una vez que esté a temperatura natural, enfriar en la nevera 1-2h.
5. Antes de servir, añadir el coco y el hielo (si es necesario, volver a filtrar antes de servir)

¡Disfruta de tu momento té!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada